THE ONE, el enfriador de marca Hiber, se caracteriza por una avanzada tecnología envuelta en un diseño elegante y limpio. Para G.I. Gelati la solución más completa en el campo de los enfriadores.


THE ONE es fácil de usar, gracias a las 300 modalidades y procedimientos preinstalados, que pueden modificarse o personalizarse, o bien puede optarse por crear nuevos procedimientos adaptados a las necesidades.

Las 5 funciones se visualizan de inmediato y se reconocen en el visor. En cada selección se inicia un proceso, sin necesidad de ajustes o intervenciones adicionales.

Todos los THE ONE de Hiber se caracterizan por las siguientes funciones:

Refrigeración positiva

La refrigeración positiva permite aumentar la productividad, mantener intactos el sabor, el color, el aroma y el peso, y eliminar los riesgos de intoxicación y las sobras.

Asimismo, permite llevar de inmediato la temperatura en el corazón del producto a +3°C, reduce la evaporación natural del producto y mantiene la humedad, evitando la proliferación bacteriana después de la cocción.

Congelación

La función de congelación garantiza una mejor conservación de los productos manteniendo la consistencia, la estructura y la densidad durante todo el año.

Permite llevar rápidamente la temperatura del corazón del producto a -18 °C, manteniendo intactas la estructura y la consistencia del producto.

Gracias a un flujo de aire controlado a -40 °C, es posible mantener en el tiempo las cualidades de un producto fresco.

Descongelación

La descongelación, efectuada en ambiente controlado y utilizando el método adecuado, mantiene intacto el aspecto estético de la comida, conservando sobre todo sus calidades y propiedades organolépticas.

La descongelación se lleva a cabo con la máxima seguridad alimentaria, mediante la lenta absorción del agua microcristalizada en el interior de la comida.

Es el ciclo ideal para productos que se sirven crudos o fríos, como el pescado o productos de pastelería, porque no daña la estructura molecular.

Fermentación controlada

La flexibilidad que aporta la fermentación controlada permite organizar mejor los procesos, mejorar la flexibilidad durante el proceso producto, programar por anticipado las preparaciones con la consiguiente mejora de los horarios de trabajo y reducción de los costes operativos.

Puede optarse por una fermentación directa o programada: preparo, dejo fermentar, detengo la fermentación y decido la programación de la fase de cocción.

Todo esto con un control preciso de la humedad para obtener un resultado siempre perfecto.

Cocción lenta

La cocción lenta garantiza más esponjosidad y jugosidad al producto, permite optimizar las actividades en la cocina mediante el uso completo de todos los equipos, ofreciendo un servicio más rápido y eficiente y reduciendo los desperdicios.

Mostrando todos los resultados (5)