El Turbomix Carpigiani es un instrumento indispensable en el obrador moderno de heladería, para preparar todas las mezclas de helado artesanal. G.I. Gelati lo aconseja también para pequeños obradores de pastelería, por su versatilidad en las emulsiones de varios tipos de cremas.


El Turbomix Carpigiani es una aparato muy versátil: además de en las heladerías, también es útil en pastelería para emulsionar productos densos, o en muchas producciones alimentarias.

Está formado por una estructura vertical estable tipo mesa, a la que está unido el brazo portamotor; por un potente motor de velocidad variable, con movimiento vertical y oscilante; por dos emulsionadores diferentes, por un cúter y un cubo de acero opcionales.

Emulsionador de Cremas

Agitador ideal para la completa dilución de las pastas que caracterizan las cremas, densas y azucaradas, u oleosas y ricas en grasas, en la mezcla base. La elevada velocidad de rotación y la configuración del rotor generan una fuerte presión específica para emulsionar rápidamente las pastas, exaltando su aroma y cremosidad.

Emulsionador de Frutas

Ideal para triturar y batir los trozos de fruta fresca o congelada y para diluir de modo uniforme los purés de fruta en la base.

Útil para diluir los polvos, como azúcares y estabilizantes en frío, para preparar las mezclas a base de agua.

Cúter opcional

Es una batidora giratoria para triturar trozos grandes de fruta, también muy consistentes, como peras y manzanas. Se completa asociado a los emulsionadores, para transformar después la fruta batida en finos purés de fácil dispersión.

Mostrando el único resultado